Orientación profesional escolar: el dilema ¿Bachillerato o FP?

¿Cómo acertar al elegir Bachillerato o Formación Profesional? El dilema para alumnos de ESO

El último curso de Secundaria es un paso que decide, en parte, la orientación profesional escolar del alumno. La mayoría de ellos no tienen nada claro qué querrán “ser de mayores”. Es lógico. Por eso, Tajamar organiza una jornada de orientación profesional que, al menos, ponga a los alumnos en contacto con la realidad.

Habitualmente, un grupo de Alumni Tajamar, estudiantes de últimos cursos de Universidad o primeros años de ejercicio profesional (caso de FP) son los invitados a esta jornada de orientación profesional escolar. Ellos cuentan por qué eligieron tal carrera o tal grado de Fp y lo que les ha supuesto.

Un periodista ofrece orientación profesional en el mundo de la comunicación

Doce “profesionales” para la orientación profesional escolar

Pero, en esta ocasión, además de aquellos Alumni, la jornada de orientación profesional tuvo como invitados a doce profesionales de gran nivel en distintos sectores, que hablaron a los alumnos de 4º de Secundaria sobre el ejercicio profesional y, sobre todo, de las actitudes (más que aptitudes) que deben tener para desarrollarse profesionalmente en un mundo tan competitivo.

Los profesores de Secundaria se implicaron completamente en la jornada de orientación profesional, tanto, que fueron ellos quienes buscaron a estos profesionales. Los alumnos se mostraban agradecidos y satisfechos, pues la mayoría se encuentra con el mismo dilema: ¿qué opción será la mejor para mí, Bachillerato o Formación Profesional? Si fuese Bachillerato, ¿cuál sería el más apropiado?; y, si fuese Formación Profesional, ¿Grado Medio o Grado Superior? Lo que escucharon fue de gran utilidad ya les sirvió bien para descartar una vía o una carrera, bien para descubrir otra que no imaginaban.

Entre los profesionales que asistieron a la jornada de orientación profesional había del campo de la medicina, de la ingeniería, de los medios de comunicación, del entorno empresarial y marketing; funcionarios de organismos internacionales; un arquitecto, una investigadora; y también de los cuerpos de seguridad. Todos ellos se sintieron muy a gusto y agradecieron la invitación, porque “ver a jóvenes con estas inquietudes anima a ver el futuro con otros ojos”, reconocía Laura Ortiz, investigadora en la UPM y profesora de ICAI.

El día anterior a la jornada, los alumnos sabían quién hablaría sobre qué y en qué clase. De tal manera, que ellos se apuntaban a las sesiones que les parecían estar más acorde con sus preferencias o inclinaciones.

Durante la explicación, los alumnos preguntaban por las dificultades que se habían encontrado en sus estudios o por la importancia que tienen los idiomas o por el grado de satisfacción de la elección que hicieron. En las respuestas de todos ellos se evidenciaba la necesidad de trabajar las soft skills  para afrontar los retos que la elección deseada lleva consigo. Al final de cada intervención era frecuente que los alumnos se acercasen al invitado para continuar con las preguntas que la falta de tiempo o la vergüenza les impidió hacer.

Algunos de los profesionales que hablaron

Sería exhaustivo contar, aunque fuese una breve reseña, lo que dijeron los doce profesionales invitados a esta jornada de orientación profesional escolar. Dejamos aquí un resumen de los mensajes que transmitieron algunos de ellos a los alumnos de 4º de Secundaria.

Aránzazu Santos, periodista de Telemadrid (programa Juntos).

Aránzazu, reportera de Telemadrid, habló a los alumnos de la importancia de hacer prácticas, aunque sean poco o mal remuneradas, mientras estudias. Es lo que más te enseña y te pone en relación con otros profesionales que pueden abrirte oportunidades. Hablaba por experiencia.

En un master que hizo en una escuela de interpretación conoció a un profesor que le ofreció un papel de figurante en un videoclip. Luego tuvo otras oportunidades y , finalmente, pasó por el canal de Movistar y Espejo público. “Pero es muy importante la actitud y buscar contactos (no es lo mismo que enchufe) para abrirte camino”, les dijo Aránzazu a modo de resumen.

Alfonso de Dios, capitán del Ejército (infantería)

Alumni Tajamar BACH´07 siempre tuvo claro que quería dedicarse al Ejército y, en concreto, al arma de Infantería. Le gusta la acción y tiene gran espíritu de servicio. No tenía tradición familiar en este sentido. Ha sido el primero de la misma. El capitán de Dios reconocía que “buscaba valores y capacidad de liderazgo y lo encontré en el Ejército”.

orientación profesional escolar

Laura Ortiz, investigadora en UPM y profesora en ICAI.

Laura Ortiz es investigadora en la Universidad Politécnica sobre cifrado de transacciones, algo que está cada vez más presente en la vida cotidiana. También es profesora en ICAI.

En su charla contó cómo desde joven tuvo un espíritu crítico positivo que le derivó a la investigación para encontrar respuestas a los problemas que ella misma creaba. Igual que la mayoría de los invitados, destacó la importancia de aprovechar las oportunidades que se presentan. Ella buscó una beca para pasar un verano entero investigando en la Universidad autónoma sobre un asunto muy raro de Física cuántica.

Laura destacó que el trabajo de investigación te hace resistente al fracaso, “porque es frustrante ver que no consigues la solución al problema, sobre todo cuando le has dedicado bastante tiempo”. Su intervención tuvo un punto de “humanidad”, cuando contó su experiencia en un congreso de investigadores de gran nivel: “descubrí que los investigadores de prestigio también tienen tus mismos miedos y se enfrentan a retos”.

Ángel Jesús Navarro, ingeniero en ALSTOM TRANSPORTE.

Una frase puede condensar la intervención de este ingeniero de telecomunicaciones, que ocupa un puesto de dirección en ALSTOM TRANSPORTE, una multinacional del transporte ferroviario: “el fracaso es un paso hacia el éxito”. Les habló de las diferentes “zonas” (aprendizaje, confort, pánico y mágica) en las que uno se puede mover y animó a no quedarse en la zona de confort. Su caso fue un ejemplo asequible. Un profesor de matemáticas le quitó el miedo a esta asignatura y le obligó a aprender a estudiar. Acabó haciendo la carrera de ingeniero de telecomunicaciones, con esfuerzo, eso sí.

Por eso, también recalcó que “la vida son encuentros que te ayudan a perder el miedo al cambio. Cuando descubres que no pasa nada por equivocarte y empezar de nuevo empiezas a disfrutar de la zona mágica en tu vida”. Todas las intervenciones de invitados a las jornadas de orientación profesional universitaria dejaron un mensaje común: hay que tener objetivos claros y poner esfuerzo para conseguirlos.

Por |2021-05-10T12:59:21+02:00abril 20th, 2021|Secundaria|