El Cardenal Arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro, presidió la Confirmación de noventa jóvenes alumnos de 2º de Secundaria el pasado 10 de mayo en el oratorio del colegio. Antes de la ceremonia D. Carlos tuvo un breve encuentro con los alumnos en el que dialogó sobre el significado del Sacramento y constató el aprovechamiento de los dos años de catequesis con los que se habían preparado para este momento.

Durante la homilía de la Misa de Confirmación, el Cardenal Ossoro habló a los jóvenes de la importancia de recibir el Espíritu Santo, «con el que adquirís una nueva visión de la vida» y les animó «a ser testigos de Jesucristo y querer que mucha gente en el mundo le conozca».

Hace unos meses, en la recta final de la catequesis, estos jóvenes alumnos tuvieron una convivencia en la que recibieron clases específicas sobre la ceremonia. El día anterior a la ceremonia participaron en un acto penitencial donde pudieron recibir el sacramento de la Reconciliación. Entre los confirmandos hubo, además, una madre de dos alumnos del colegio y una prima de otro alumno.

Las Confirmaciones y las Primeras Comuniones son actos especialmente cuidados en Tajamar. Se puede decir que son el culmen de una preparación esmerada -catequesis- que tienen los alumnos durante dos cursos y, además, son dos ceremonias propias de un colegio con enseñanza religiosa. Las familias notan «el esmero que se pone -por parte de todos, sacerdotes, alumnos y profesores- en la celebración litúrgica», reconocía una familia a la salida de una las ceremonias de Primera Comunión de este mes.

Junto al cardenal Ossoro concelebraron el capellán del colegio, D. Alejandro Vázquez-Dodero, y otros dos sacerdotes, D. José Antúnez y D. Mariano Almela, que eran familiares de dos confirmandos (Javier Antúnez Durango y Nicolás Almela Banqueri). Un grupo de alumnos de Secundaria y Bachillerato participaron en la procesión de la ceremonia y en todo lo referido al orden del acto. El coro formado por alumnos de Primaria y Bachillerato dio realce a la ceremonia.

Al terminar el acto, un grupo de familias conversaron animadamente con don Carlos Ossoro y se hicieron algunas fotografías con él.