Un año más, Tajamar vuelve a celebrar la tradicional Fiesta de Belenes. Desde 1960 se ha celebrado ininterrumpidamente. Durante años, cada clase preparaba su Belén y todos concursaban. El jurado no lo ha tenido fácil. Es mucho el ingenio y el trabajo que se desarrolla en cada uno de ellos.

Este año, por ejemplo, llama la atención el de 4º ESO, que consiste en un mar de nubes sobre el Misterio (Jesús, María y José), que también están suspendidos en el centro. Las nubes son algodón de almohadas que se han pegado a la bóveda celeste de papel. Dice D. Roberto Sánchez que “la idea es sencilla. Muchas veces les digo a algunos alumnos que están en las nubes. Así, en este Belén todos los alumnos se pueden ver reflejados y de seguro que se sienten más dentro del Belén”.

En el caso de los Belenes de Primaria, sobre todo de los más pequeños, los padres colaboran activamente y pasan algunas horas ayudando a los profesores en la construcción. Además, como en el caso del Belén de 2º de Primaria, que simula un Belén en un lugar nevado (podría ser Finlandia, por ejemplo) “las figuras son calcetines blancos de deporte rellenos de arena y con detalles que simulan los ojos, la nariz o la boca”, nos cuenta D. Pablo Lecuona, profesor que ha participado en la elaboración.

La mayoría de los Belenes disponen de iluminación y gana mucho con ella. De hecho, no tiene nada que ver un Belén visitado a plena luz del día y ese mismo Belén al atardecer. A las 18.15, cuando se abren las clases, ya es de noche y el ambiente y la luz es totalmente navideña.

Este año, el jurado ha otorgado los siguientes premios:

Primaria

  • 1º premio: 1°
  • 2º premio: 6°
  • 3° premio: 4°

Secundaria

Primer ciclo

  • 1º premio: 1°, 2° A – B – C

Segundo ciclo

  • 1º premio: 3° C – D – E

Actuación del Coro

Entre las 17 y las 18h el Coro del colegio celebró el recital de villancicos. Muchas familias esperaban ansiosas la apertura del salón de actos para escuchar a los chicos del coro, que este año incorporaban al repertorio el villancico Estoy aquí. Junto a este cantaron un total de ocho más y un bis.

Los alumnos de Bachillerato también participan en la fiesta de Belenes ayudando en el rastrillo solidario que organiza Alumni para recaudar fondos destinados al proyecto Monkole. El AMPA también tiene su espacio a través del puesto de chocolate con bollos. La recaudación se destina a ayudas para alumnos.

La Fiesta de Belenes nos recuerda la inminencia de la Navidad y es un broche de oro al año. Feliz Navidad