50 años de FP+ Professional Education

Este curso 2017-2018 estamos celebrando los 50 años de FP+ Professional Education, antiguo Instituto de Artes Gráficas Tajamar y de ahí este artículo. En las líneas que vienen a continuación se quieren destacar algunos hitos fundamentales de estos años.

En 1967, tras la construcción del edificio con los talleres y aulas, dan comienzo las actividades de formación, investigación y difusión de la tecnología de Artes Gráficas. Antes de continuar, parece de justicia anotar que, como el resto de Tajamar, esta iniciativa nace gracias al impulso de San Josemaría, fundador del Opus Dei y a su preocupación por la formación de los jóvenes de los barrios extremos. Martín Vía, ingeniero industrial, se hace cargo del proyecto como director, y se rodea de un plantel de jóvenes e ilusionados profesores, como Benigno Romeo, Pedro José Cerrato entre otros.

No existía la FP reglada

Desde el principio, se comienza a trabajar atentos a las necesidades industriales del sector. Se considera fundamental contar con todos los elementos implicados en el proceso: fabricantes de maquinaria, empresas, trabajadores, organizaciones empresariales y escuelas. Gracias a este planteamiento, los talleres pudieron disponer de la última tecnología de la época. Basta un ejemplo: el primer curso impartido en España con un escáner analógico Hell.

Un año después, en 1968, se convoca el curso de Artes Gráficas en las especialidades de Fotografía, Fotomecánica e Impresión offset. En esa época no existía la Formación Profesional reglada y para realizar los cursos se exigía el Bachillerato elemental o una Prueba de aptitud. Estos cursos proporcionaron una base de conocimientos técnicos y prácticos a los operarios y aprendices de las empresas gráficas, que solo contaban hasta entonces de su experiencia práctica. Además, la transición de la Tipografía al Offset en esos años, demandaba unas necesidades de formación urgentes.

En las Ferias y Congresos

Es destacable una de las actividades que desarrolló el Instituto de Artes Gráficas desde los comienzos, la asistencia a Ferias y Congresos como parte importante de la actualización y formación técnica; así como el fomento de la ilusión profesional de profesores y alumnos. Además de convertirse en puntos de encuentro y relación con las empresas y los suministradores. Alumnos y profesores asisten por primera vez en 1970 a la feria Graphispag en Barcelona. Y, en mayo del mismo año, se visita por primera vez el mayor evento internacional del mundo gráfico, la feria DRUPA en Düsseldorf (Alemania). A la vuelta de los años, todavía resuena el eco de lo que supuso este primer viaje al extranjero, no solo el plus de formación humana y profesional, sino el contacto con la alta tecnología gráfica. Posteriormente, se ha acudido a todas las convocatorias.

Desde el punto de vista académico, otro hito importante fue la promulgación en 1970 de la Ley General de Educación (LGE), que establecía la enseñanza obligatoria (EGB) hasta los 14 años para, posteriormente, acceder al BUP o a la recién creada Formación Profesional reglada (FP). Fue un paso decisivo que permitió la incorporación de jóvenes bien formados a la industria de Artes Gráficas. Tajamar consigue la homologación para impartir la especialidad de Artes Gráficas en lo que se denominó Primer Grado de FP. Llegamos a 1971, fecha del comienzo de la Formación Profesional de Primer Grado, con el que se obtenía el título de Técnico Auxiliar.

Martín Vía visitó EEUU

Momento determinante es la decisión de abrir una línea de investigación de informática aplicada a artes gráficas. Se puede decir que fue a raíz del viaje que realizó Martín Vía, director del Instituto, a EEUU en 1974. Se consigue un ordenador de la empresa DIGITAL y profesores de electrónica y artes gráficas comienzan el desarrollo de un software para componer textos que bautizan con el nombre de Edicomp. Esta iniciativa dará lugar con el tiempo a la creación de una empresa, exenta a Tajamar, denominada PROTEC y que, actualmente, se ha convertido en una multinacional con clientes del mundo de la prensa, revistas, comunicación, etc., en muchos países de Europa y América.

Junto a las enseñanzas de Artes Gráficas, en el año 1975 da comienzo la Formación Profesional de Primer Grado en la especialidad de Electrónica. Es el año de salida al mercado de las pantallas de cristal líquido (LCD), del desarrollo de ethernet o del primer procesador de palabras (Electric Pencil). Dos años más tarde se amplía la oferta formativa profesional con la rama de Administración.

Corbata de Alfonso X el Sabio

Corresponde el turno ahora a uno de los acontecimientos que más prestigio dio a la Formación Profesional en artes gráficas de Tajamar: el Plan Experimental de Enseñanza Profesional de Segundo Grado, elaborado por Tajamar y aprobado por el Ministerio de Educación para las ramas de Artes gráficas y Electrónica. Fue aprobado en 1978 y en septiembre del curso 1978-79 se implantó dicho plan experimental. Los que conocen la formación profesional, lo valoraron como pionero en su época y con gran visión de futuro, ya que apostaba por esa formación generalista y multifuncional que tanto éxito ha tenido estos años.

Cabe mencionar, por ser una distinción muy importante en España, que en el año 1983 Tajamar recibe la Corbata de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio. Esta Orden Civil premia a entidades que se hayan distinguido por los méritos contraídos en los campos de la educación, la ciencia, la docencia o la investigación.

El sector de la informática siempre estuvo presente en el instituto y no pasaría mucho tiempo hasta que se implantara en 1985 la FP II de Informática de Gestión. En esta época Arpanet ha empezado a desarrollar el protocolo TCP/IP, debuta el CD-RO, se introducen en el mercado los módems de 2400 kb/s, Apple presenta el Macintosh y Microsoft comercializa la versión 1 de Windows. Lo digital penetra en los procesos gráficos y comienza la era de la automatización y simplificación. Tajamar responde a estos retos con un nuevo tipo de enseñanza: el Graduado y el Máster en Procesos Gráficos. Cursos dirigidos a estudiantes, con el Bachillerato acabado, y a universitarios, licenciados e ingenieros, con o sin previa experiencia gráfica. Fueron precursores de lo que serían los Ciclos de Formación Profesional de Grado Superior y postgrado de la ley actual. Corría el curso 1987-88.

El éxito de estos cursos lo demuestra el alto porcentaje de antiguos alumnos, empresarios y técnicos que, tras cursarlos, siguen trabajando en la industria gráfica. En consonancia, los talleres e instalaciones del instituto siguen mejorando y en 1988 el presidente de la Federación Nacional de Gremios de AAGG y el director de relaciones laborales de la CEOE inauguran las nuevas instalaciones del instituto. Se instala, entre otras, una máquina de impresión Offset de cuatro cuerpos de impresión que nos permitía impartir formación con la última tecnología.

Siguiendo el itinerario temporal, en el año 1990 se aprueba la nueva Ley de Educación (LOGSE), por la que se implantan los denominados Ciclos de grado Medio y Superior de Formación Profesional, constituidos por módulos. En 1997 se implantan en Tajamar los nuevos estudios. El Ciclo de Formación Profesional de Impresión en Artes Gráficas con 1400 horas, de las que 440 eran de formación en centro de trabajo; y el Ciclo de Grado Medio de Preimpresión en Artes Gráficas, con 2000 horas y 380 en centro de trabajo. Cuando llegamos al año 2000 se implantan los Grados Superiores de Administración de Sistemas informáticos en Red (ASIR) y el de Diseño y Producción Editorial (DYPE).

Para el proyecto gráfico de Tajamar, y acorde con su estilo de sumar sinergias empresariales y académicas, la construcción de un nuevo edificio tecnológico fue un hito importante. El nuevo edificio tecnológico alberga aulas, laboratorios y despachos totalmente nuevos y, lo más relevante, dotados con la última tecnología. La colaboración de empresarios y suministradores hizo posible que este proyecto saliera adelante y en el año 2006 se inaugura oficialmente por la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Actividades físicas y animación deportiva

Desde el punto de vista de la enseñanza reglada, los años sucesivos discurren transformando los Ciclos LOE a Ciclos LOGSE y con nuevos proyectos de adaptaciones curriculares diseñadas por Tajamar, con el fin de mantener al día las enseñanzas profesionales tan cambiantes en la última década. Además del comienzo de un nuevo Ciclo Formativo de Grado Superior, en el curso 2014-15, denominado TAFAD. Este ciclo acoge -es título oficial de enseñanza reglada-, la actividad de deporte y atletismo, tan propia de Tajamar desde los comienzos.

Si se mira hacia atrás, en estos 50 años se constata con agradecimiento la influencia positiva que ha tenido Tajamar en alumnos, empresarios, técnicos y familias. Con la perspectiva del tiempo, el esfuerzo y la ilusión han merecido la pena. Y no solo desde la perspectiva de conocimiento tecnológico, que ya sería un logro en sí mismo, sino por el aporte de valores éticos y humanos; además de una cultura profesional basada en el trabajo bien hecho y acabado. Granito de arena que sirve para consolidar una sociedad más justa, solidaria y humana.

Creo que, por encima de leyes, edificios, tecnología, laboratorios… la clave de estos años han sido las personas. Personas concretas, no solo directivos o profesores, sino también empresarios y suministradores; y, por supuesto, alumnos. Todos los que creyeron, y creen, en el proyecto desde el principio y se han mantenido constantes en su labor de apoyo y desarrollo al Instituto de Artes Gráficas Tajamar. Muchas gracias.

Aurelio Mendiguchía

Por | 2018-03-19T10:26:53+00:00 febrero 20th, 2018|Formación Profesional|